Separatismo y banderas esteladas en Iglesias catalanas
2

Separatismo y sus distintas manifestaciones de apoyo son cada vez más fáciles de observar en las iglesias de Cataluña. La presencia de la bandera estelada en algunos campanarios de las parroquias catalanas se ha hecho desgraciadamente habitual.

El obispado permite la presencia de señeras en los campanarios siempre que el ayuntamiento del municipio lo solicite. Ahora bien, cuando se trata de banderas separatistas es en teoría sin conocimiento del obispado, aunque sí con la obvia permisividad de cada párroco.

No debemos olvidar que Convergencia, partido separatista creado en 1974 por  Pujol, se creó bajo el manto de la Moreneta de la abadía de Montserrat, convirtiéndola de esa forma en referente del separatismo.

Desde allí, su abad tergiversa la Doctrina Social de la Iglesia al manifestar: “a autoconcienciación de los catalanes y la articulación de nuestra nación en el Estado actual ha despertado la convicción de que entre los derechos humanos está el de decidir nuestro futuro”. Actualmente, este abad es considerado por muchos el «líder moral» del independentismo catalán.

No son pocas las parroquias que han llevado a cabo la aceptación del movimiento separatista entre sus prioridades y colocado su simbología en sus muros.

En Orrius, Barcelona, en la Iglesia de San Andrés llegaron a colgar una estelada con un muñeco parodiando al Rey FelipeVI cabeza abajo. Le pusieron un cartel que decía: “A Òrrius no tenim rei, som república” (En Orrius no tenemos Rey, somos república).

También es cierto, que aquellas iglesias que han asumido un papel más activo en colaboración con el movimiento separatista, han visto reducirse el número de los feligreses que acuden a sus celebraciones, al sentirse discriminados por pensar de forma diferente.

Las prácticas religiosas se han reducido tanto en alguna de ellas que no se descarta su próximo cierre. A la vez que han disminuido también las vocaciones en noviciados y centros de estudio, sobre todo en Cataluña, cuando ellos son los que podrían permitir su renovación. Esto es debido, entre otras cosas, a haber impuesto en dichas prácticas el catalán como lengua vehicular.

Por si fuera poco, la Parroquia de Santa Anna situada en Estartit, en el municipio de Torroella de Montgrí (Gerona), a pesar de ser una iglesia católica, ha colocado en su campanario la bandera roja con la media luna, estandarte de los piratas turcos en la época del antiguo imperio otomano.

Separatismo y apoyo al islam

Al parecer, lo hace como conmemoración de la fiesta de los corsarios y piratas de las Islas Medas en el cuarto fin de semana de septiembre.

¿Quiere esto decir que en las iglesias catalanas se apoya por una parte a los separatistas y por otra a los musulmanes turcos que invadían las costas catalanas durante el siglo XVI,  frente a los católicos que se defendían?

Barcelona es reconocida como una ciudad masónica. Tanto por la marcada presencia de rutas y edificios con su simbología, como son la Plaza Catalunya, la Biblioteca Arús y la Torre Agbar, como por el elevado número de masones que viven en ella, unos 2.000 de los 5.000 que se estima que hay en España.

La masonería  se infiltra en la Iglesia, para debilitarla y poder así destruirla desde dentro. https://www.vaticanocatolico.com/iglesiacatolica/infiltracion-masonica-illuminati-comunistas/#.W67V2PZuJlY

Ya nos lo advirtió el Papa León XIII, In ipso, # 1, 3 de marzo de 1891: “Sin embargo, duele pensar que los enemigos de la Iglesia, unidos en una conspiración tan malvada, trabajen para debilitar e incluso, si es posible, eliminar completamente ese edificio maravilloso que Dios ha erigido como un refugio para la raza humana”.

 

 


Te gusta? Compártelo con tus conocidos.

2
Elena Sanz

omentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *