¿Racismo o realismo? -
3

¿Racismo o realismo?

Hola queridos lectores, vamos a intentar analizar en este artículo, una cuestión más compleja de lo que parece, donde la mayoría de medios informativos mezclan, intereses, sentimientos y objetividad o “falta de objetividad mejor dicho” para que puedan ustedes analizar con una perspectiva real y objetiva el tema tan de moda sobre el crecimiento del racismo o la xenofobia en España como en Europa.

En primer lugar, les expondremos unos datos:

-En España hay 23 millones de hombres.

-El 10% son extranjeros.

-De cada muerte por violencia machista o “de género”, la media de asesinos españoles es del 60% y de extranjeros del 40%.

Haciendo el cálculo, podremos observar que de cada millón de españoles, hay una media de 0.72% de asesinos.

Y por cada millón de extranjeros hay una media de 3.9%.

Son notorias las manifestaciones feministas, sobre todo, apoyando todo acto en solidaridad con las víctimas de violencia de género, véase el caso de la manada o de Juana Rivas, donde el agresor es un hombre blanco, pero no las hemos visto cuando los asesinos son extranjeros, quizás será porque eso de criticar a los inmigrantes, sus culturas o sus religiones, dentro de las logias de las camisetas moradas y rojas, no está bien mirado.
Al principio muchos apoyaron la llegada de inmigrantes por diferentes motivos, por solidaridad, por humanidad, por la igualdad y de seguro, que otros más listos y retorcidos, lo apoyaron también y utilizaron a los primeros, para beneficiar a sus ONGS hoy en España también llamadas ACI (Asociación de Cooperación Internacional) y sus intereses particulares en formas de votos y subvenciones.

Pero seamos realistas, según los datos de Enero de 2018:

-Los extranjeros dados de alta, fueron 1.837.901

-Si hay 23 millones de hombres y son un 10% de extranjeros, sabemos que hay 2.300.000 extranjeros en España.

-Por lo que sabemos que aproximadamente, trabajan 1.800.000 y 500.000 están en paro.

-Ese medio millón, está claro que vive de actividades ilícitas, bien sea dedicándose al comercio de la piratería (manteros) o a la venta de drogas, llegando a ocupar edificios enteros que son usados como “narcopisos” como sucede en el barrio del Raval de Barcelona, uno de los que tienen mayor porcentaje de extranjeros y también uno de los barrios que más se ha visto deteriorado y donde más han crecido las denuncias y los problemas vecinales.

-Bien, los que trabajan cotizan su paro y jubilaciones, suelen mandar dinero a sus países de origen, por lo que, es dinero que se va y no vuelve, muchas de sus mujeres no trabajan, pero utilizan nuestra sanidad igual que sus hijos cuando salta a la vista, que uno que ha cotizado solo dos años recién llegado, es imposible, que con su cotización cubra los gastos de la sanidad de toda su familia, de su jubilación, de su paro, de las becas comedores para sus hijos, de las ayudas para el alquiler que muchos reciben, igual que reciben muchos las ayudas a familias numerosas y cheques comida.

-Es lógico pensar que estamos pagando demás por ellos, y además, hemos de dar techo y paga y sanidad a los que no trabajan.

-Dicen que hay que darles asilo, pero asilo político se le da a un político perseguido en un país en guerra, no a cualquiera que llega sin DNI, desde cualquier país porque le apetece cambiar de vida y lo hace ilegalmente, sin que en su país de origen exista una guerra como tal ni ningún tipo de motivo real, para acogerlos y permitirles viajar ilegalmente sin documentación cambiando de país, en primer lugar porque no sabemos si estamos acogiendo a terroristas buscados en sus países de origen.

-Esto es algo anticonstitucional pues dice la constitución que todos los españoles han de ser iguales y hoy por hoy los recién llegados tienen preferencia y dependemos de nuestra autonomía, para poder disfrutar de unos u otros privilegios o no tenerlos siquiera, a causa del chiringuito que estos politicuchos de la expoliación y los sueldos vitalicios han montado, donde se lucran millonariamente con sus ONGS, mientras hacen campaña con su buena imagen de buenistas ayudando a todos, siempre pagado por otros y con dinero ageno mientras ellos se enriquecen a costa de los que con buen corazón, son más tontos que ellos, véase el caso de Ada Colau alcaldesa de Barcelona y sus ONGS para la integración al catalán, las inversiones de George Soros en Cataluña en plena crisis, las campañas de independencia y el welcome refugees y el apoyo de Colau al independentismo, como las asesorías de Juan Carlos Monedero a Venezuela, o las ONGS y los cargos puestos a dedo que a obtenido Begoña la mujer de Pedro Sánchez.
Haciendo un cómputo de todo, podemos sacar en claro que:

-De la llegada de inmigrantes, solo se benefician los propios inmigrantes y los políticos que promueven su llegada masiva para obtener más votos, junto con los dueños de ONGS, que también viven y se lucran de la llegada de estos.

-Para los residentes nativos del país de acogida en este caso España, estos datos les benefician en, una pérdida de seguridad, aumento de los delitos, perdida del PIB con todo lo mandado fuera que no vuelve, subida de impuestos para pagar las ayudas al resto y quedar relegados al último lugar para optar a las ayudas, cuando los que no cotizaron jamás las obtienen desde el primer día, es normal que la gente se harte y ya no quiera seguir por esos derroteros y que quien los veía como unos pobrecitos a los que había que ayudar, hoy, los vea como una amenaza a su cultura y estilo de vida, junto con un peligro para el sistema social y democrático que entre todos hemos construido y que de este modo, se ve insostenible.

Realmente me pregunto y les pregunto, ¿hay racismo o hay realismo?


Te gusta? Compártelo con tus conocidos.

3
Minuto España

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *