Los chalecos amarillos destrozan el templo masónico de Tarbes, Francia.
1

Los chalecos amarillos destrozan el templo masónico de Tarbes, Francia.

Chalecos amarillos contra el globalismo.

según las informaciones difundidas por las redes, los chalecos amarillos han destrozado el templo masónico de Tarbes en Francia.

Y es que, los globalistas, ya no engañan a nadie, el pueblo se ha cansado.

Se ha cansado del multiculturalismo, de las políticas de integración y del todos somos iguales y tenemos que ser fraternales y estar hermanados.

Bueno, no se han cansado de eso, porque precisamente son los chalecos amarillos, los que pueden enorgullecerse de crear igualdad, hermandad y fraternidad, a diferencia de los ocultistas masónicos, que solo lo predican para su círculo y no para todos.

Es por eso, que el pueblo francés, (el de verdad, el nativo), se ha cansado de los engaños, de los impuestos, de la subida del gasoil, del multiculturalismo que ha aumentado la delincuencia a raudales, se han cansado de tener que padecer zonas no-go, zonas donde ni tan siquiera la policía puede andar segura.

Es por eso, que el pasado 10 de marzo, cansados de las tramas ocultistas luciferinas y masónicas los chalecos amarillos actuaron en contra, de los que manejan a medios de comunicación y poderes para urdir sus planes y hacer crecer así sus fortunas, en base a la necedad, inocencia, fanatismo o pretensiones de poder de otros, reventando su “adorado templo masónico” de Tarbes en Francia.

Pero…

Cierto es también, que los actos vandálicos cometidos por algunos de sus integrantes, son totalmente condenables y los desacreditan.

Muchos opinan que no se puede destrozar todo ni formar algarabías en todas partes, pero hemos llegado a un punto de frustración civil que es a lo que lleva.

Es por eso que la resistencia de los nativos franceses, que ven claro el problema, pasa por revelarse contra las leyes para impedir los planes de esas élites perjudiciales para todos, en un pulso constante de poderes.


Te gusta? Compártelo con tus conocidos.

1
Minuto España

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *