Los bancos pendientes de la decisión del Tribunal Supremo
3

Los bancos conocerán hoy previsiblemente la decisión del Tribunal Supremo acerca de en que hombros recaerá el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados (AJD), que durante años han soportado los clientes prestatarios injustamente.

Loss bancos y el euro

la sentencia dictada por el Alto Tribunal el 16 de octubre, según la cuál los responsables de asumir ese impuesto deben ser los bancos, por ser los interesados en la escrituración de la deuda, ha desatado un tsunami en su cotización en bolsa, que acumulan pérdidas superiores a 8.000 millones de euros en dos semanas .

La sala de lo contencioso administrativo del tribunal supremo se ha reunido de nuevo hoy martes para dirimir de forma definitiva quién debe abonarlo y sobre su posible retroactividad. Ayer pese a trabajar en ello durante ocho horas no lograron un acuerdo.

Este tributo fue cedido a las Comunidades Autónomas, por lo qué serían ellas las responsables de su devolución y posterior reclamación a las entidades bancarias, por lo que habría que reclamarlo ante las Delegaciones de Hacienda correspondientes.

El foco parece puesto en su retroactividad. La mayoría de expertos  estiman que será de cuatro años, ya que es el plazo para la prescripción de los impuestos.

Sin embargo, la responsabilidad civil no se extingue hasta los quince años, lo que da la posibilidad de continuar demandando. La reiterada y grave injusticia que ha supuesto para miles de ciudadanos no debería permanecer sin ser reparada mediante la reintegración del dinero.

Parece obvio, que este impuesto que los clientes han venido pagando de forma inapropiada durante años debería ser devuelto por las Comunidades, que son las han dispuesto de esas cantidades durante todo este tiempo.

La expectación ante la decisión es máxima, tanto entre las entidades bancarias como entre los clientes de las mismas. Pero tendremos que esperar para saber cómo resuelven los jueces este nudo gordiano.

 

 

¡No olvides hacer clic en algún anuncio si te gustó el artículo, es gratis y nos ayudas a seguir con nuestra labor para informarte!

 

 


Te gusta? Compártelo con tus conocidos.

3
Elena Sanz

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    1. Efectivamente. Una cosa es hacer una previsión/deseo de lo que parece probable y más justo, y otra bien distinta lo que finalmente ha sucedido. Parecen haber pesado más los intereses de los bancos y la situación política que la de los ciudadanos sufridores de este injusto tributo que no aporta absolutamente nada a cambio. Realmente la verdadera Justicia sería su supresión.