las hipotecas continúan en el centro de atención mediático
3

las hipotecas continúan en el centro de atención mediático tras el viraje que ha impuesto el Pleno de la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Supremo al fallo del 16 de noviembre de una Sección de la misma Sala.

SUPERIOR DE JUSTICIA

Luis María Díez-Picazo, presidente de lo Contencioso ha convocado al Pleno compuesto por  28 magistrados, y éstos han decidido contradecir la última sentencia de la Sala y alinearse con la doctrina inicial de la Sala de lo Civil del Tribunal Supremo que cargaba la responsabilidad del pago del Impuesto de Actos Jurídicos Documentados (IAD) sobre los clientes, librando de tal responsabilidad a los bancos.

Este cambio de criterio ha permitido a las entidades bancarias recuperar la mayor parte de las pérdidas que habían sufrido en bolsa durante las últimas dos semanas. Pero también ha provocado una gran indignación entre los particulares que habían albergado la esperanza de recuperar esas cantidades.

El descontento crece por la sospecha de que han existido presiones desde la banca a los jueces para que modificaran su criterio. Estas están basadas principalmente en la rapidez e irregularidad de la convocatoria del Pleno por parte del presidente de la Sala Tercera nada más conocerse la sentencia y después de recibir, al parecer, la llamada de Carlos Lesmes presidente del Tribunal Supremo.

Este impuesto fue creado por la administración de Felipe González. Ahora el Gobierno se ha apresurado a comunicar su intención de modificar la normativa que regula el impuesto de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados mediante un Real Decreto Ley específico, tal y como ha sugerido Lesmes, con el fin de que en adelante, la responsabilidad del pago recaiga en los bancos, al ser éstos los realmente interesados en elevar a escritura pública las hipotecas.

Esta medida, al ser una modificación legislativa, no tiene carácter retroactivo, por lo que los hipotecados con anterioridad a la misma no recuperarían su dinero.

Por otra parte, los bancos a partir de la modificación  tendrán la oportunidad de incrementar los intereses para repercutir dicho pago en los clientes, con lo que en definitiva seguirán siendo los mismos quienes paguen el ya famoso tributo. Por lo tanto, esta decisión de Pedro Sánchez supone únicamente un lavado de cara para continuar igual, es sólo otra medida propagandística más.

La verdadera necesidad legislativa reside en suprimir este impuesto a las hipotecas, ya que el Estado no presta ningún servicio a cambio y del que los beneficiarios finales son las Comunidades Autonómicas para sus gastos elefantiásicos. Más aún cuando ya se ha visto gravada la compra de la vivienda por el pago de los impuestos correspondientes a la misma.

La hipoteca la solicita el comprador que no dispone de suficiente dinero  para sufragar la compra de su vivienda. Con lo que el IAD es una penalización más para aquellos con menos recursos. España es el país de Europa donde más se paga por este impuesto,  y no existe siquiera, en varios de ellos, como Reino Unido, Holanda y Alemania. 

 

¡No olvides hacer clic en algún anuncio si te gustó el artículo, es gratis y nos ayudas a seguir con nuestra labor para informarte!

 

 


Te gusta? Compártelo con tus conocidos.

3
Elena Sanz

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *