Enchufes de colocación de Pedro Sánchez escandalizan las RRSS.
7

El aterrizaje forzoso de Pedro Sánchez en La Moncloa ha supuesto la elevación en más de un 30% del gasto público en puestos de confianza repartidos entre todos los Ministerios, para poder así devolver favores, hipotecas y colocar amiguetes sin pudor alguno.

El nepotismo normalizado por Pedro Sánchez, tras su llegada al gobierno y durante estos 2 meses que lleva de inquilino en la Presidencia del Gobierno de España, al ir colocando a  partidarios y afines por distintos niveles de la Administración, ha escandalizado las redes sociales, sin lograr con esto que nuestro flamante presidente se sonrojara siquiera.

Esto sin haber olvidado, como medida previa y prioritaria, destituir al Coronel jefe de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil, Manuel Sánchez Corbí, por “pérdida de confianza”. Algo más que evidente, ya que suponía un peligro para el PSOE valenciano, al que tenía acorralado  con la investigación que estaba desarrollando en su unidad sobre los casos de corrupción existentes.

Entre los nombramientos de la agencia de colocación de Moncloa, “La Puerta Giratoria”, se encuentra el de Jordi Sevilla, exministro de Economía del gobierno de Zapatero y ahora recién nombrado presidente de Red Eléctrica.

Además, ha obsequiado a sus afines también con las embajadas más apetecibles, como la de la UNESCO para Andrés Perelló, la de Andorra para Ángel Ron, la de la OCDE para Manuel Escudero y otras. Esto ha provocado las quejas airadas de amplios sectores del Cuerpo Diplomático que, por supuesto, han sido ignoradas.

Los enchufes monclovitas han electrificado con más nombramientos las direcciones de distintos Paradores Nacionales.

No obstante, la traca, de momento final, ha sido el contrato de Begoña Gómez, su mujer, por parte del Instituto de Empresas (IE), al que él mismo criticó en 2013 por la entrada en su nómina de Juan José Güemes, colaborador entonces de Esperanza Aguirre.

El IE ha creado un Centro en África de actividad empresarial, escuela de negocios y acción social, del que será nombrada directiva en septiembre la mujer de Pedro Sánchez.

Coincidiendo, casualmente, con la reciente renovación del convenio de colaboración con dicha Institución, que así continuará siendo receptora de fondos públicos.

Obviamente, no ha existido convocatoria para cubrir dicha plaza, ni tampoco por lo tanto otros aspirantes que compitieran por ella, por lo que carece de importancia entrar a valorar si su curriculum es merecedor de dicho cargo.

Begoña ha trabajado durante los últimos años para Task  Force y ha mantenido además relacionas profesionales con ONGs como Oxfam, Intermón, Amnistía Internacional, Anesvad, etc. Todas ellas financiadas por Soros, el financiero multimillonario, nacido en Hungría, que ha visitado a Pedro Sánchez cuando aún estaba recién llegado a la Moncloa.

Debido a que sus empresas sirven a los intereses capitalistas mundiales, respaldados por la corrección política y en contra de los de los gobiernos nacionales, han sido obligadas a retirarse de Hungría por su primer ministro, Viktor Orbán en 2018, y ya fueron anteriormente expulsadas de Rusia por Putin en 2003 .

¿Estaríamos, por tanto, hablando de un caso de cohecho o tráfico de influencias en beneficio de la mujer del presidente de gobierno y además en contra de los intereses de nuestra Nación?

https://es.wikipedia.org/wiki/Cohecho

Como poco, resulta sorprendente este comienzo para la política de regeneración y el fin de las puertas giratorias que Pedro Sánchez prometía.


Te gusta? Compártelo con tus conocidos.

7
Elena Sanz

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *