El SOS por el Valle de los Caídos es ahora más necesario
1

El Valle de los Caídos necesita la ayuda de todos los españoles preocupados por el irresponsable acoso del Gobierno de Pedro Sánchez a Santiago Cantero,  prior del Valle para conseguir doblegar su inquebrantable voluntad.

El SOS por el Valle de los Caídos

El SOS por el Valle de los Caídos es ahora aún más necesario, ya que se ha intensificado la presión para llevar a cabo la exhumación de los restos de Franco antes del finalizar esta legislatura.

Como no puede ser de otra manera, Santiago Cantero, prior del Valle de los Caídos se opone a esta iniciativa, ya que “La Comunidad Benedictina tiene como objetivo orar por los todos los muertos en la guerra civil, promoviendo un espíritu de reconciliación entre los españoles desde la Fe, además incluso los preceptos contenidos en la Ley de la Memoria Histórica definen al Valle de los Caídos, exclusivamente, como lugar de culto y cementerio público”.

El viernes pasado Isabel Celaá, portavoz del Gobierno, ha anunciado que retiran  la subvención anual de 340.000 euros  al Valle de los Caídos, presuntamente debido al incumplimiento de los requerimientos para obtenerla. Este hecho resulta una intolerable coacción  hacia los monjes benedictinos que realizan su labor custodia de la Abadía.

Además para forzar a la Conferencia Episcopal ha añadido que “Si la Iglesia se sometiera a los deseos de prior, la Iglesia tendría un daño reputacional como institución de magnitud significativa. No lo va a hacer. La Iglesia conoce la facultad del poder civil para poder hacerlo”.

Aunque el Gobierno no ha facilitado el texto completo de la carta enviada por el portavoz del Vaticano y mano derecha del Papa, Pierto Parolin, el Ejecutivo mantiene que desde la Santa Sede son favorables a la exhumación.

Esto no dejaría de ser un dislate y una injustificada falta de gratitud por parte de la Iglesia. Ya que Franco terminó con el exterminio que se estaba produciendo del clero católico español y su levantamiento fue, de hecho, proclamado Santa Cruzada de Liberación por la Iglesia universal.

La represión religiosa comenzó ya durante la República y antes del comienzo de la guerra civil, según denunció el papa Pío XI y el Episcopado español, presidido por el cardenal Vidal y Barraquer.

Durante la Revolución de Octubre de 1.934 fueron cruelmente  asesinados cerca de 6.800 religiosos, sacerdotes y seminaristas.

Por ello esta timorata reacción desde el Vaticano frente a la afrenta ilegítima de desenterrar así los restos de Francisco Franco sin la autorización de la familia, resulta, al menos, difícil de comprender e imposible de compartir.

Todo aquel que desee frenar la profanación de este templo cristiano, puede hacerlo mediante su contribución económica, accediendo a este enlace para donaciones al Valle de los Caídos.


Te gusta? Compártelo con tus conocidos.

1
Elena Sanz

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *