atropello terrorista islámico en las proximidades de Westminster islamista -
2

Atropello por un terrorista islámico en las proximidades de Westminster, en el que han sido arrollados  varios ciclistas y peatones, hiriendo a varios de ellos, antes de empotrar el coche contra las barreras de seguridad de acero y hormigón que protegen  el Parlamento en Londres.

Una testigo, Ewalina Ochab,  ha indicado que fue intencionado ya que el automóvil iba a toda velocidad hacia las barreras. Otro testigo, Barry Williams, empleado de la BBC  relató en la web de esta cadena que escuchó gritos, y que el coche irrumpió en dirección contraria por la calzada hacia unos ciclistas parados en un semáforo, chocando contra ellos.

Durante las primeras horas, tal y como ya es habitual, los grandes medios de comunicación han actuado como cooperadores y promotores del multiculturalismo. Para elle han tratado de ocultar el país de origen del autor del ataque de tinte yihadista, indicando únicamente que el autor era un ciudadano británico de 29 años de edad, sin precisar que se trataba de una persona de raza negra, su país de origen o la religión que profesa.

Los agentes han registrado dos domicilios en Birmingham y uno en Nottingham ciudad en la región de las Midlands en Inglaterra.

El conductor ya detenido ha sido identificado como Salih Khater, británico musulmán de origen sudanés. Según ha comunicado la policía, utilizó un Ford Fiesta plateado en el que había  llegado este lunes a medianoche (hora local) a Londres procedente de Birmingham y  que condujo durante noventa minutos antes de llevar a cabo el atentado. Ahora está siendo interrogado en una comisaría del sur de Londres, pero se niega a cooperar con los investigadores. De momento no ha habido más detenciones en relación con este hecho.

Esta zona de la capital británica ya había sido víctima de otro atentado similar en marzo de 2017, cuando otro hombre, Khalid Masood, también musulmán, arrolló a varias personas con un todoterreno en el puente de Westminster, próximo al Parlamento, a causa del cuál murieron cuatro personas y otras cuarenta resultaron heridas; a continuación, tras bajarse del coche y tratar de entrar en el edifico, mató con un cuchillo al agente de Policía Keith Palmer que se encontraba en la puerta, antes de ser detenido.

Resulta tanto paradójico como inquietante que los grandes medios de comunicación de forma habitual, traten de ocultar la condición de migrantes de los autores de los atentados, así como el hecho de que profesen la religión islámica.

Pero, por desgracia, estos sucesos son cada vez más frecuentes en Europa.


Te gusta? Compártelo con tus conocidos.

2
Elena Sanz

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *