Trump logra la desnuclearización de Corea del Norte -
1

El verano pasado continuaban los lanzamientos de misiles balísticos intercontinentales (ICBM) con los que Pyongyang pretendía advertir a Estados Unidos de la posibilidad de alcanzarles, asegurando que ese proyectil es capaz de realizar la reentrada en la atmósfera y golpear con precisión su objetivo, pudiendo además ser equipado con una cabeza nuclear.
Entre tanto Corea del Sur y EEUU continuaban también con ensayos de misiles balísticos y las descalificaciones mutuas.
La tensión continuaba mientras tanto su escalada ya que Washington y sus aliados exhibían músculo militar al haber desplegado en las proximidades de la península coreana 2 bombarderos estratégicos B-1B que han partido desde su base de Andersen en el Pacífico Occidental. Así mismo realizan ejercicios conjuntos con Corea del Sur y Japón utilizando cazas F-15K y F2.
No era la primera vez que EEUU llevaba a cabo este tipo de exhibiciones de fuerza ante las provocaciones de Corea del Norte, aunque en esta ocasión el presidente Trump había dicho que no descartaba ataques preventivos.

Sin embargo, el 12 de junio el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el líder norcoreano, Kim Jong-un, se han reunido y han firmado una declaración conjunta para la desnuclearización de Corea del Norte tras la conferencia mantenida en el hotel Capella de Singapur.

A la reunión asistieron el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, el jefe de gabinete de la Casa Blanca, John Kelly, y el asesor de seguridad nacional de Trump, John Bolton.

Con Kim Jong-un se sentó Kim Yong-chol, uno de sus más estrechos colaboradores y especializado en relaciones exteriores y espionaje, Ri Yong-ho, actual canciller norcoreano, y Ri Su-yong, excanciller y otra figura considerada muy cercana al líder norcoreano.

Tras un almuerzo y en un ambiente de optimismo y confianza mutua han anunciado que llevarán a cabo todos los encuentros necesarios hasta finalizar la desnuclearización tal y como han acordado.

Así han puesto fin a una época de malas prácticas por ambas partes para superar los prejuicios existentes entre ambos países. Han decidido así dejar el pasado atrás.

Este hito histórico parece indicar que los prejuicios que la prensa establecía sobre la falta de tacto político del presidente Trump eran absolutamente erróneas.

.


Te gusta? Compártelo con tus conocidos.

1
Elena Sanz

omentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *